Proyectos de Conservación de Áreas Marinas Protegidas en Chile

Un Proyecto de Relevamiento de Áreas Marinas Protegidas son actividades de investigación científica que tiene por objeto identificar las áreas protegidas en Chile y sus recursos biológicos. Su proyecto consiste en estudiar la diversidad biológica del fiordo chileno y aplicar métodos y datos científicos para identificar las zonas biológicas importantes para la conservación. Ayudam a conservar el medio ambiente natural de Chile.

Las zonas marinas protegidas son muy importantes para Chile, ya que proporcionan protección a ciertas regiones de la zona costera y a zonas marinas en las que la vida marina tiene una función importante, como las pesquerías y los parques nacionales marinos. Este proyecto también daría un estudio detallado de la vida a lo largo de las costas y las reservas marinas.

Exemplos deste tipo de proyectos al nivel internacional, han sido desarrollados por exemplo por el Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS) de Francia y está gestionado por el Instituto de Investigación en Biodiversit y de Bioferenciasyon (IBRA-BI-BI), el Instituto de Oceanografía, Departamento de Ciencias de la Vida Aplicadas de la Universidad de Chile y la Fundación de Investigación en Biodiversit y de Bioferenciasyon. El objetivo principal de un proyecto como ese es realizar investigaciones científicas basadas en la idea de que los datos científicos y el conocimiento de la naturaleza en el océano pueden ser cruciales para la conservación del ecosistema marino. Este es un gran aporte del país de Chile al mundo.

Varias zonas marinas protegidas en Chile  o Áreas Marinas Protegidas (AMPS)

En Chile ya se han establecido muchas zonas marinas protegidas. Una de ellas es el Parque Nacional Marino San Cristóbal. Esta reserva marina se estableció en 1984 y está situada frente a la costa de Chile central. También hay reservas marinas en Santiago de la Ribera, Puerto Montt y Los Llanos, entre otras como la nuestra de Huinay.

Otras reservas marinas incluyen la Reserva Marina de Los Picos y la Reserva Marina del Volcán Arenal en La Serena. Estas reservas marinas se han convertido en atracciones turísticas muy populares en los últimos años, y muchas personas las han visitado para ver la vida marina. Algunos de estos visitantes también sienten curiosidad por las áreas marinas protegidas, ya que desean observar de cerca la vida marina.

Para proteger la biodiversidad marina y sostener el ecosistema, las zonas marinas protegidas de Chile deben gestionarse de forma adecuada y científica. Debe elaborarse un plan integral para preservar la biodiversidad marina y mantener el equilibrio ecológico del medio marino.

Los tipos de áreas marinas protegidas

Las áreas marinas protegidas se establecen para dar protección a diversos tipos de especies que pueden afectar a los ecosistemas de las zonas costeras. Estas especies incluyen peces, corales, moluscos, invertebrados marinos y muchos otros tipos de animales marinos. Las zonas marinas protegidas se establecieron por primera vez en Chile en 1992. En ese año, la Sociedad de Conservación Marina de Chile, FESCO y otros grupos ambientales comenzaron a formar el Programa de Áreas de Conservación Marina.

A lo largo de los años, se han realizado diversos estudios e investigaciones científicas sobre las áreas marinas protegidas de Chile, con el fin de conocer mejor su riqueza y diversidad biológica. El Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS), el Instituto de Investigación en Biodiversit y de Chile (IGBC) y el Instituto de Investigación en Biodiversit y de Chile – Fundación de Investigación en Biodiversit y de Chile (IPEC) están realizando varios estudios.

Objetivos de los programas

Los objetivos del programa de zonas marinas protegidas de Chile son la conservación de la biodiversidad marina y el equilibrio ecológico del medio marino, y su finalidad es preservar la vida marina a largo plazo. Para lograrlo, estas investigaciones científicas están diseñadas para determinar el número de especies vivas, su distribución, su abundancia y el tipo de alimentos que consumen, y sus interacciones entre sí. También tiene como objetivo evaluar la condición ecológica actual de estos animales marinos y su hábitat, para ayudar a la conservación de la vida marina en el futuro. Para ello, las zonas marinas protegidas deben ser estudiadas y vigiladas regularmente, a fin de controlar el estado de las criaturas marinas.

Además, es necesario mejorar la gestión de las zonas marinas protegidas. Esto se hace mediante la creación de planes de ordenación de las zonas marinas protegidas, que deben actualizarse periódicamente para gestionar la diversidad biológica de las zonas marinas protegidas, así como para facilitar el establecimiento y mantenimiento de las zonas protegidas. Estas zonas marinas protegidas también pueden utilizarse para apoyar una variedad de otros proyectos ambientales como el ecoturismo y la ordenación de la pesca, entre otras actividades.